Un tropezón y arruino una obra de 1.5 millones de dólares

En Taiwán, un niño de 12 años tropezó en una exhibición de arte y, al intentar no caerse, se apoyó sobre una pintura del siglo XVII, valuada en 1,5 millones de dólares, arruinándola en el acto.

Un niño de 12 años arruinó una obra de arte del siglo XVII exhibida en Taiwán cuando intentó en apoyarse en ella para no caerse tras un tropezón.

Las imágenes registradas por una cámara de seguridad muestran como el niño, que sostenía una bebida, tropieza, se apoya y se queda inmóvil unos segundos, viendo lo que acaba de hacer sobre la obra valuada en 1,5 millones de dólares.

Al apoyarse sobre la pintura, que los organizadores de la muestra indicaron que se trata de “Flores”, del pintor italiano Paolo Porpora, el niño dejó un agujero del tamaño de un puño.

55dcd32631646Vea el vídeo: