¿Poner tele en el cuarto de los nenes? Piénselo 2 veces y no lo haga antes de los 4 años

Basándose en las nuevas evidencias, quizá sea bueno replantearse la idea, o al menos esperar.

¿Poner tele en el cuarto de los nenes? Piénselo 2 veces y no lo haga antes de los 4 años

Los niños en edad preescolar que tenían una televisión en su habitación presentaban un mayor riesgo de malos hábitos alimentarios, sobrepeso/obesidad y dificultades sociales/emocionales en la adolescencia, señala un estudio canadiense.

“Los primeros años son un periodo crítico en el desarrollo de un niño”, indicó la autora del estudio, Linda Pagani, profesora en la Facultad de Psicoeducación de la Universidad de Montreal, en Quebec.

“Intuitivamente, los padres saben que la forma en que sus hijos pasan su tiempo libre afectará a su bienestar a largo plazo”, comentó en un comunicado de prensa de la universidad, recogido por HealthDay News.

Los hallazgos resaltan los riesgos de pasar demasiado tiempo frente a cualquier tipo de pantalla, según los investigadores.

“Está claro que las muchas horas [que los niños] pasan frente a las pantallas están teniendo un efecto en su crecimiento y desarrollo, en particular si la televisión está en un lugar privado, como la habitación”, advirtió Pagani.

En el estudio, los investigadores observaron a más de 1,800 niños de Quebec que nacieron entre 1997 y 1998.

A los 13 años de edad, los que habían tenido una televisión en su habitación a los 4 años eran más propensos a tener: “un índice de masa corporal [IMC, un estimado de la grasa corporal basado en el peso y la estatura] significativamente más alto; unos hábitos alimentarios más malsanos; unos niveles más bajos de sociabilidad; y unos niveles más altos de estrés emocional, síntomas de depresión, victimización y agresividad física”, mostraron los hallazgos.

Esas asociaciones fueron independientes de factores individuales y familiares que podrían haber provocado esos problemas.

“La ubicación de la televisión parece ser importante”, dijo Pagani.

“Tener un acceso privado al tiempo ante las pantallas en la habitación durante los años preescolares parece no presagiar nada bueno para la salud a largo plazo. Los niños de nuestro estudio nacieron en una época en que la televisión era la única pantalla en la habitación”, añadió.

“Nuestra investigación respalda una postura firme en las directrices para los padres sobre la disponibilidad y accesibilidad a las televisiones y otros dispositivos”, concluyó Pagani.

El estudio se presentó hace poco en París, en la Convención Internacional de Ciencias Psicológicas (International Convention of Psychological Science), y en la revista Pediatric Research.

Deja un comentario GRACIAS:

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario, Muchas Gracias: