Más que antojos

Más que antojos: Ciertas marcas de nacimiento ameritan tratamiento rápido

Los médicos deben abandonar el método de espera vigilante para unas marcas de nacimiento comunes, plantea un importante grupo de pediatras.

Mas Noticias de Salud AQUI.

Más que antojos

En lugar de aguardar, los médicos deben intentar identificar las que podrían provocar cicatrices o problemas médicos y comenzar un tratamiento de inmediato, según una nueva directriz de la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics).

Los hemangiomas infantiles son marcas de nacimiento de un color rojo intenso o parecidas a moretones que aparecen poco después del nacimiento del bebé. Son provocadas por vasos sanguíneos adicionales y aparecen en hasta un 5 por ciento de los bebés.

“El método tradicional para los hemangiomas infantiles ha sido no intervenir, dado que la mayoría comienzan a desaparecer solos sin provocar problemas”, comentó la Dra. Ilona Frieden, en un comunicado de prensa de la academia recogido por HealthDay News.

“Pero en algunos hemangiomas, esperar hasta que provoquen problemas hace que se pase por alto una oportunidad crítica de tratamientos que pueden prevenir complicaciones significativas, como cicatrices permanentes, una descomposición de la piel o problemas médicos”, añadió Frieden, vicepresidenta del subcomité que creó las nuevas directrices.

Son los tumores no cancerígenos más comunes en los niños, y en general son inocuos. Pueden tener el aspecto de marcas rojas de consistencia gomosa y abultada, o de un moretón inflamado.

Pero la identificación y la monitorización tempranas son esenciales en caso de que se requiera un tratamiento para prevenir complicaciones médicas o una desfiguración permanente, según la directriz.

La directriz se publicó en la edición del 24 de diciembre de la revista Pediatrics.

Los hemangiomas ubicados en ciertas partes del cuerpo son más propensos a convertirse en úlceras abiertas, sangrar, infectarse y cicatrizar. Los que están cerca de los ojos, la nariz o la boca podrían afectar la capacidad de un niño de ver, comer o respirar, según el grupo médico.

Los hemangiomas grandes en la nariz o los labios pueden distorsionar el crecimiento. En casos poco comunes, los hemangiomas pueden crecer dentro del cuerpo, y se deben monitorizar mediante pruebas de imágenes, dijeron los médicos.

Lo mejor es tratar los hemangiomas problemáticos antes de que el niño tenga 1 mes de edad. “La meta es evitar que aumenten de tamaño durante su periodo de crecimiento rápido, o hacer que se encojan más rápidamente”, indicó el Dr. Daniel Krowchuk, presidente del subcomité de la directriz de práctica clínica.

El tratamiento recomendado es el propranolol, un beta bloqueante. Otras opciones incluyen esteroides orales, medicamentos tópicos o cirugía, según la directriz.

Deja un comentario GRACIAS:

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario, Muchas Gracias: