zapatos-con-lazos-moda-pintado

Un joven llamado Ronald tenía una tía que lo quería mucho y era muy bondadosa
con él. En una ocasión ella llevo al joven a un zapatero para que le hiciera un par
de zapatos a la medida.
El zapatero le pregunto: ¿Quieres los zapatos puntera cuadrada o redonda?
Ronald tartamudeo un poco, el no sabía lo que quería.
El zapatero dijo:” Esta bien. Ven por aquí dentro de unpar de días, me dices lo que
quieres y te haré los zapatos”. Dos días después, el zapatero lo vio en el pueblo y
le volvió a preguntar:
“¿Quieres los zapatos puntera cuadrada o redonda?
Ronald le contesto: “No sé”.
El zapatero le dijo: “Ven dentro de dos días y tus zapatos estarán listos”.
Ronald contaba que cuando fue a buscar los zapatos, uno de ellos tenía la
puntera cuadrada y el otro redonda.
El zapatero lo miro y le dijo: “Esto te enseñara que desde ahora en adelante, no
debes permitir que la gente tome decisiones por ti”.
Y el joven agregaba:” Aprendí allí mismo a tomar mis propias decisiones, si uno
no lo hace, otro lo hará por uno”

¿No sientes la suficiente confianza como para tomar una decisión, ya que tienes
miedo de cometer algún error?, bueno, pues entonces recuerda que inclusive las
malas decisiones pueden ser una excelente oportunidad de aprender.
Envianos tu historia: solicenseps@gmail.com