A cuantos nos ha pasado y en lo personal me paso que uno entra a buscar por google frases bonitas para enamorar y abundan las páginas donde se encuentran muchas pero la verdad no son nada agradable ni siquiera nos gustan. Nunca encontre nada que me gustara si compartía esa frase de amor a la persona queme gusta. Si tienes una persona especial a la cual compartir y a la cual amas, aquí te dejo esta compilación.

frases bonitas para enamorar

frases bonitas

frases bonitas

frases lindas frases bonitas frases bonitas para compartir frases lindas frases bonitas

No me despiertes, te estoy soñando.

Si te vas, ve por mí.

Me pidió tiempo y le expliqué que según la relatividad de Einstein, el tiempo no existe.

El tiempo se detuvo desde que no te ve.

Te visito a diario en mis pensamientos.

Cada suspiro lleva tu nombre en silencio.

Se olvidaron del manual para vivir sin ti.

Me paro de puntitas para abrazarte mi cielo.

Cae la noche para hablar de ti.
Sé de ti que existes y eso basta.

Llevo de adorno la sonrisa que me regalaste.

Mi lado cursi es un invento de ti.

Si me vas a pegar, pégame contigo.

Sabrás de todo lo que es bello cuando te encuentres en mis letras.

No queda más remedio que convertirte en todas las letras que aún no se inventan.

Soy la oveja que te piensa de la familia.

No es por la distancia, es por cada milímetro que nos separa.

Si nos organizamos, podríamos nunca acabar.

Disculpa si te quiero de más, enséñame a quererte menos.

Cuando pasas, llueve poesía.
No es para tanto, es de por vida.

Que por error me leas y que sea tu mejor error.

Pinta el día con tu presencia.

Extrañarte y otras formas de vida.

De ser laberinto, me pierdo contigo.

De la nada, hagamos fuego.

Si vas a sonreír, procura prestarme unos lentes porque me quemo.

Tengo un mundo que mostrarte, sólo mira a mis ojos.

Hagamos futuro y caminemos juntos.

Por un lado te amo y por el otro también.

Que el tiempo corra, luego lo alcanzamos.

En algún momento me encontré y que dicha que fue contigo.
Su noche y la mía combinan.

Como cuando te quisiste de más y me echaste de menos.

Sólo busco una excusa para no volver a separarnos.

Vamos a hablar, los suspiros ya no alcanzan.

Si te llamo, por ejemplo ahora, encontraré una excusa para ocultar que fue por sólo escucharte hablar.

Sé de mí, que cuando todo calla, escucho tu nombre.

Te extraño tanto que no sé por donde empezar a decírtelo.

Me quedo contigo porque no sé estar sin ti.

Soy la suma de todo lo que somos.

Si nos organizamos, la luna también está dispuesta.

Disculpe, aquí se le ama de verdad.

Aún sigo donde me dejaste, contigo.

Si vas a caminar, camina conmigo donde no haya tiempo.

Borra mis errores y acumula mis abrazos.

Ni a la mejor de mis razones se le compara a la ternura con la que te quiero.

Quiéreme como se quieren los viejitos, desde toda la vida.

La palabra hogar se re-hace a tu lado.

Ni la física cuántica nos resuelve la distancia.

No me despiertes, te estoy soñando.

Si te vas, ve por mí.

Me pidió tiempo y le expliqué que según la relatividad de Einstein, el tiempo no existe.

El tiempo se detuvo desde que no te ve.

Te visito a diario en mis pensamientos.

Cada suspiro lleva tu nombre en silencio.

Se olvidaron del manual para vivir sin ti.

Me paro de puntitas para abrazarte mi cielo.

Cae la noche para hablar de ti.

Sé de ti que existes y eso basta.

Llevo de adorno la sonrisa que me regalaste.

Mi lado cursi es un invento de ti.

Si me vas a pegar, pégame contigo.

Sabrás de todo lo que es bello cuando te encuentres en mis letras.

No queda más remedio que convertirte en todas las letras que aún no se inventan.

Soy la oveja que te piensa de la familia.

No es por la distancia, es por cada milímetro que nos separa.

Si nos organizamos, podríamos nunca acabar.

Disculpa si te quiero de más, enséñame a quererte menos.

Cuando pasas, llueve poesía.

No es para tanto, es de por vida.

Que por error me leas y que sea tu mejor error.

Pinta el día con tu presencia.

Extrañarte y otras formas de vida.

De ser laberinto, me pierdo contigo.

De la nada, hagamos fuego.

Si vas a sonreír, procura prestarme unos lentes porque me quemo.

Tengo un mundo que mostrarte, sólo mira a mis ojos.

Hagamos futuro y caminemos juntos.

Por un lado te amo y por el otro también.

Que el tiempo corra, luego lo alcanzamos.

En algún momento me encontré y que dicha que fue contigo.

Su noche y la mía combinan.

Como cuando te quisiste de más y me echaste de menos.

Sólo busco una excusa para no volver a separarnos.

Vamos a hablar, los suspiros ya no alcanzan.

Si te llamo, por ejemplo ahora, encontraré una excusa para ocultar que fue por sólo escucharte hablar.

Somos la medida exacta del destino, tú y yo.

Sé de mí, que cuando todo calla, escucho tu nombre.

Te extraño tanto que no sé por donde empezar a decírtelo

Me quedo contigo porque no sé estar sin ti

Soy la suma de todo lo que somos.

Si nos organizamos, la luna también está dispuesta.

Disculpe, aquí se le ama de verdad.

Aún sigo donde me dejaste, contigo.

Si vas a caminar, camina conmigo donde no haya tiempo.

Borra mis errores y acumula mis abrazos.

Ni a la mejor de mis razones se le compara a la ternura con la que te quiero.

Quiéreme como se quieren los viejitos, desde toda la vida.

La palabra hogar se re-hace a tu lado

Ni la física cuántica nos resuelve la distancia

Estar conmigo cobra sentido cuando estás tú

Mis esperas son color verte

En tu amistad encontré mi vida

La luz que mejor ilumina es la de tus ojos

Si me vas a extrañar, procura imaginar que vuelvo, porque así será.

Intentaba no decir nada, pero tus ojos no se callaban.

Si un momento se puede hacer eterno, sería a tu lado.

Te abrazo como si estuvieras, con todas mis letras.

Una complicación que nos enrede, un laberinto que nos encuentre.

Cuidado, se volverá ilegal el no estar juntos.
Te puedo escoger cuantas veces quieras perderme.

Tomar tu mano es soltar al mundo.

Dar conmigo y extrañarte

Tus defectos me quieren, algo estamos haciendo bien.

No me sueltes, es una trampa.

Me pidió tiempo y le escribí una historia sin fin.

Voy despacio, para llegar a quererte lejos.

Miro a las estrellas como si estuviera buscando tus ojos.

A un suspiro de encontrarnos y a un latido de distancia.

Como cuando quise huir de mi vida y me quedé sin ti.

Ven, las estrellas quieren lucirse bajo nuestro encuentro.

Un día como hoy, aunque no falte poco, serás presente.

Sus ojos, lo más profundo que me he encontrado.

Si vas a jugar conmigo, procura que también me divierta.