¿Cómo se nombran los huracanes?

La experiencia muestra que el uso de nombres cortos y distintivos en las comunicaciones orales y escritas lleva menos a error que la antigua nomenclatura (identificación a través de la longitud y la latitud). Estas ventajas son especialmente importantes a la hora de intercambiar información sobre los huracanes entre cientos de estaciones, bases en la costa y barcos en el mar. También reduce la confusión cuando dos o más huracanes suceden a la vez.

Durante cientos de años la mayoría de los huracanes del Caribe han tomado su nombre del santo particular del día que ocurrían. En su libro “Huracanes” el Dr. Ivan R. Tannhehill menciona algunos ejemplos, como el huracán Santa Ana, que golpeó Puerto Rico el 26 de julio de 1825 o San Felipe (primero) San Felipe (segundo), que llegaron a Puerto Rico el 13 de septiembre de 1876 y 1928 respectivamente. Este autor también habla de Clement Lindley Wragge, el meteorólogo australiano que empezó a llamar a las tormentas tropicales con nombres de mujer a finales del siglo XIX.

Desde entonces y hasta los años 70 únicamente se usaron nombres femeninos para los huracanes. Esta práctica comenzó a generalizarse a partir de la II Guerra Mundial, cuando los meteorólogos del Ejército y la Fuerza Aérea de Estados Unidos comenzaron a seguir los movimientos de los huracanes del Océano Pacífico, más conocidos en esa región como tifones.Desde 1953, los huracanes del Atlántico han tomado su nombre de listas elaboradas por el Centro Nacional de Huracanes.

Actualmente estas listas las mantiene y actualiza un comité internacional de la Organización Metereológica Mundial. En 1978 se incluyeron alternativamente nombres de mujeres y de hombres para las tormentas del Pacífico Norte Oriental y al año siguiente la OMM y el Servicio Nacional de Meteorología lo extendieron a todas las listas de nombres. Existen seis listas y van rotando; así, la lista de 2013 se usará de nuevo en el año 2018 y ya fue usada en el año 2006. Las letras Q, U, X, Y y Z quedan excluidas de las listas ya que pocos nombres propios empiezan así.

Sólo hay una razón por la que se produce un cambio en las listas: cuando un huracán provoca tanta muerte y destrucción que volver a usar su nombre sería una falta total de sensibilidad. Cuando esto sucede, se reúnen los miembros de la OMM y retiran el nombre de la lista, sustituyéndolo por otro. Así, se han producido varios cambios desde que se crearon y los nombres de los peores huracanes como Camille, Mitch o Katrina han sido retirados y sustituidos por otros.os huracanes catastróficos pueden alcanzar una categoría en la escala de Saffir-Simpson.

     Se preparan listas de 21 nombres de huracanes para el Atlántico y de 24 para el Pacífico. En el supuesto de que hubiera que nombrar a más de 21 huracanes en la cuenca Atlántica en la misma temporada se tomarían nombres del alfabeto griego: Alpha, Beta, Gamma. Si se produce  un huracán fuera de temporada, se nombraría dependiendo de la fecha. Así, si sucede en diciembre, tomaría su nombre de la lista anterior; pero si sucede en febrero, lo tomaría de la siguiente.

     Existen listas de nombres para la cuenca Atlántica, las Cuencas Noreste, Noroeste y Central del Pacífico, las Cuencas Suroeste y Norte del Océano Índico y las regiones de Papua Nueva Guinea, Australia, Filipinas y Fiji. Las listas de la cuenca Atlántica y el Este del Pacífico Norte van rotando cada año, el resto sigue un sistema de rotación distinto tal y como informa el Centro Nacional de Huracanes.

Irma tocó Cuba y evacuan a más de 5 millones de personas en Florida

Nombres de huracanes 2017

 

Nombres de Huracanes