El fluoruro (flúor), comúnmente utilizado por los dentistas para proteger los dientes, se encuentra en muchas pastas dentales y en algunos países (como los Estados Unidos) es agregado al suministro de agua, ha sido declarado oficialmente una neurotoxina, junto al arsénico, plomo y mercurio, por la revista científica más prestigiosa y antigua del mundo, The Lancet[1].

Científicos declaran

Aunque muchos científicos advierten sobre los peligros del fluoruro, aún se sigue utilizando en la vida diaria como si fuera inofensivo.

Una neurotoxina es un veneno que actúa sobre el sistema nervioso. Así que hay que tratar de evitar este tipo de sustancia tóxica y optar por una alternativa natural.

El fluor esta prohibido en el 95% de los países

El 99% de Europa continental occidental ha rechazado, prohibido o dejado la fluoración de sus suministros de agua. Entre los países donde la fluoración del agua está restringida o prohibida por completo están:

China, Austria, Bélgica, Finlandia, Alemania, Dinamarca, Noruega, Suecia, Países Bajos, Hungría y Japón. Israel también prohibió el flúor en el agua recientemente así como partes de África[2]. Científicos declaran

Estos países todos tienen algo en común, y es que consideran el fluoruro como una sustancia tóxica, innecesaria, perjudicial para la salud, que no ha sido probada como segura, entre otros. A pesar de ésto el fluoruro se continúa utilizando en muchos países como un medicamento para las caries, agregándolo al agua, lo cual nunca ha sido comprobado como eficaz en prevenir las caries, todo el contrario, el flúor internamente (fluoración del suministro de agua), promueve el cáncer, osteoporosis, daña los dientes y causa otros problemas[3]. Científicos declaran

Fluorosis dental

“La fluorosis dental es reconocida por los científicos de todo el mundo como el primer signo clínico de envenenamiento por fluoruro. El increíble aumento en las tasas de fluorosis dental en comunidades fluoradas indica claramente que la ingestión de fluoruro está fuera de control. Los problemas de salud causados por el fluoruro en otros países, está bien documentado y son asombroso.[4]”

La siguiente imagen es asquerosa, pero así es como se ve el envenenamiento por fluoruro (fluorosis dental).

El fluoruro está relacionado con el cáncer y un CI reducido

En un meta-análisis publicado por la universidad de Harvard, concluyó, que los niños que viven en zonas con agua altamente fluorada tienen puntuaciones de CI (coeficiente intelectual) “significativamente más bajas” que los que viven en zonas bajas de fluoruro[5].

En pocas palabras, según este análisis de la universidad de Harvard, el fluoruro te hace más bruto. PUNTO!

Para terminar, llegamos a la enfermedad clave, el cáncer. No puede ser coincidencia que casi todos los productos convencionales contienen ingredientes que promueven el desarrollo del cáncer y hoy en día, el cáncer es una de las causa principales de muerte alrededor del mundo.

Según el National Toxicology Program, el fluoruro es un mutágeno; un agente que causa mutaciones genéticas. “Un químico que puede causar daño genético es uno que probablemente puede causar o contribuir a la aparición de cáncer.”[6]

Basado en estudios con animales y en poblaciones humanas, se determinó que el fluoruro puede causar cáncer de los huesos, llamado osteosarcoma. Otros estudios llevaron a los autores a concluir: “El fluoruro debería considerarse una posible causa de cáncer de vejiga y una causa contribuyente de cáncer primario de pulmón.”

Conclusión

Así como le digo al barbero cuando estoy en la barbería que no me ponga cremas, ni me rellene de alcohol, si voy a un dentista convencional siempre tengo presente decirle —economísate el flúor.

Fuentes:[1] http://www.thelancet.com/journals/laneur/article/PIIS1474-4422%2813%2970278-3/fulltext[2] http://www.fluoridation.com/c-country.htm[3] http://www.thedoctorwithin.com/water/water/[4] http://www.fluoridation.com/[5] http://www.huffingtonpost.com/dr-mercola/fluoride_b_2479833.html[6]